jueves, 10 de agosto de 2006

Entorno de trabajo

- Tú en el fondo querías hablar conmigo.
- Pero, ¿qué dices?
- Sí, sí. Ahora no lo niegues.
- Mira... No sé de dónde te sacas estas paranoias tuyas, pero ya me tienes harto.
- Ah, ¿sí? Y, ¿qué piensas hacer al respecto?
- Lo estoy pensando, lo estoy pensando...
- Lo que pasa es que no tienes huevos, tío. ¡Sólo hablas y hablas!
- Ya veo. Tú lo has querido: ¡te reto!
- ¿Tú a mí? Mira cómo tiemblo.
- Mañana te espero aquí. Esto estará desierto. Nadie nos molestará. Quiero esa revancha.
- Muy bien.... Aquí mismo dentro de 12 horas. ¿Hecho?
- ¡Hecho!

No hay comentarios: