miércoles, 31 de diciembre de 2008

2009

Empecé a escribir esta bitácora como un mero pasatiempo. Cuando no tenía nada mejor que hacer, entraba y contaba alguna historia. Era divertido y espero que también lo fuera para mis lectores.

¿Qué sucede cuando a uno se le agotan las ideas o las ganas? Supongo que lo mejor es parar, detenerse el tiempo que haga falta. Tal vez, dar un paso atrás para mirar con otros ojos.

¿Debería echar la persiana? Hace unos años tenía más tiempo libre para mis cosas, no como ahora. Debería de ser una razón de peso para dejar que la criatura pase a mejor vida. No sé, no sé...

Supongo que durante este 2009, que está a punto de comenzar, seguiré peleándome con el Caos para tratar de averiguar si quiero continuar o no.

Por de pronto, ¡feliz 2009!

martes, 2 de diciembre de 2008

[Meme] Mide tu nivel de estupidez

Ciertamente, cada día me cuesta más actualizar. Veamos qué tal se me da este meme que mide el nivel de estupidez de quien lo rellena.

Márquese con una x las cosas estúpidas que te hayan pasado:

1. [x] Que se te caiga el chicle/caramelo de la boca cuando estás hablando.
2. [x] Saludar a alguien en la calle por equivocación.
3. [] Golpearte con una puerta o algo transparente.
4. [x] Llamar 2 o mas veces al mismo número cuando te han dicho: ‘Te has equivocado’. (Es conveniente cerciorarse de si has marcado mal o si te han dado mal el número).
5. [x] Pensar algo divertido y te empiezas a reír y la gente se te queda viendo raro
6. [x] Golpearte con un árbol/poste/cartel mientras caminas. (En mi descargo: fue hace mucho tiempo, era joven y estúpido).
7. [] Eres capaz de chuparte el codo.
8. [] Al leer esto, acabas de intentar chuparte el codo.
9. [] Mandar un mensaje de texto a la persona incorrecta.
10. [] Ponerte el zapato izquierdo en el pie derecho y/o viceversa.
11. [] Salir con la etiqueta de la ropa nueva a la calle.
12. [] Ahogarte con tu propia saliva.
13. [x] Ir a un lugar en tu vehículo y volver caminando. (A dejar el coche en el taller para alguna revisión).
14. [] Confundir la sal con el azúcar en las comidas/bebidas.
15. [x] Abrir al revés la caja de cerillas.
16. [] Abrir el bidet y mojarte la cara con el chorro.
17. [] Tragarte un insecto sin querer al ir andando.
18. [] Incendiar algo accidentalmente.
19. [] Has intentado tomar un sorbete con la boca pero se te va por la nariz/ojos.
20. [] Dormir y despertarte todo babeado.
21. [] Dormirte en clase.
22. [] Destapar la gaseosa, salpicarte, cerrarla y volver a abrirla. Por lo tanto volver a salpicarte.
23. [x] Contar algo y olvidarte de lo que hablabas.
24. [] Llegar al mostrador y olvidarte de lo que ibas a comprar.
25. [] Querer servir la bebida con la botella tapada.
26. [] Usar los dedos para hacer sumas simples.
27. [] Dormirte en el autobús y pasarte de la parada.
28. [] Cerrar una habitación que sólo se puede abrir desde dentro y dejarte las llaves dentro.
29. [x] Ponerte la ropa al revés o del lado equivocado. (La oscuridad causa estragos).
30. [] Buscar algo por todos lados y descubrir que lo tenías en la mano o muy cerca.
31. [] Abrir el bidet y que el agua salga demasiado caliente.
32. [] Ir a votar y no llevar el DNI.
33. [] Tragarte el chicle.
34. [] Ir a comprar y no llevar dinero.
35. [] Hacer cola mucho tiempo en la que no era.
36. [] Atraparte los dedos con el ventilador de techo.
37. [] Tirarte al agua y rasparte la cara contra el fondo.
38. [x] Reirte a mandíbula batiente con la boca llena de líquido y escupirlo todo.
39. [] Ir caminando, que se te salga el zapato y tener que volver a buscarlo.
40. [] Quemarse los pies con la arena y disimularlo.
41. [] Salir o entrar al agua y que se te baje el bañador.
42. [] Entrar al apartamento o coche equivocados.
43. [] Que se te caigan objetos al inodoro.
44. [] Poner el pollo a calentar sin fuego.
45. [x] Entrar al baño del género equivocado.
46. [] Intentar beber de un vaso cuando aún no está lo suficientemente cerca de la boca y derramar el líquido que contiene.
47. [] Dejar el coche sin freno de mano y que se te vaya cuesta abajo.
48. [] Prender el cigarrillo al revés e intentar fumarlo.
49. [] Decirle mamá a la profesora.
50. [] Toparte con alguien en la calle y querer salir los dos para el mismo lado.

¡Ya está! Tengo algún otro meme pendiente que espero completar antes de fin de año.

¡A pasarlo bien y tal!

lunes, 24 de noviembre de 2008

Lagunas

En ocasiones, me siento al volante y conduzco. De manera rutinaria, sigo las líneas de la carretera y me pregunto por qué los otros conductores pisan la continua sin miramientos cuando les viene en gana.

Otros pensamientos me vienen a la mente: la lista de la compra, problemas con mi jefe, por qué esa chica no me hace ni puñetero caso... Tonterías en las que ocupar la mente mientras viajo de vuelta a casa o a cualquier otro lugar.

En estos días extraños, uno no siempre duerme todo lo que necesita. Poco importa las sustancias que emplee para paliarlo: tarde o temprano surgen secuelas. En mi caso, en forma de pequeñas lagunas en mi memoria.

Conduzco de regreso a casa y sin saber muy bien cómo estoy un poco más cerca de donde creía estar y no recuerdo cómo he llegado hasta aquí.
También me sucede en casa, sobre todo cuando realizo algún tipo de tarea mecánica y repetitiva. Supongo que esto último abre un interesante y divertido abanico de posibilidades.

Empiezo a preocuparme. Olvido responder a los e-mails y escribir a los viejos amigos, se me traspapelan las promesas y sigo sin dormir lo suficiente. Tarde o temprano, me pasará factura y espero estar consciente cuando pase para dejar de preguntarme cómo he llegado hasta aquí.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Zzzz

La somnolencia no es la mejor consejera.

Tomé una decisión una noche en la que los nervios no me dejaban dormir. Dadas las circunstancias, me pareció lo mejor que podía hacer tras sopesar durante horas todos los pros y todos los contras. Unas pocas horas después averigüé de la peor de las formas que me había equivocado una vez más.

Lo que sucedió después no es de vuestra incumbencia y no necesitáis saberlo para disfrutar del poco tiempo de vida que os quede. ¡Qué narices! ¡¿Por qué habría de contaros nada más?! Ya lo entenderéis dentro de unas horas...

lunes, 3 de noviembre de 2008

Vago

Hace un mes que no actualizo el blog. Supongo que no encuentro motivos de peso para escribir y publicar. No me pasa nada, simplemente no hay ganas. O, tal como reza el título de esta entrada, me puede la vagancia. Espero que estas pocas líneas sirvan para dar señales de vida.

¡Un saludo!

domingo, 28 de septiembre de 2008

Pregunta y respuesta

Un pensamiento pronunciado en voz alta obtuvo una respuesta inesperada.

He vuelto


Fauna local 1
Originally uploaded by caosfrio

Lo bueno se acaba pronto, aunque me consuela saber que ya queda menos para las próximas vacaciones.

¡Saludos!

P.S.: Aquí una muestra de la fauna local. Pronto más.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Me voy

Llevo un par de semanas de vacaciones. No he tenido ni tiempo, ni ganas ni inspiración para escribir. Espero que eso cambie cuando vuelva del viaje a Gran Canaria. Me largo esta noche para allá y, como comprenderéis, le haré menos caso todavía a esta bitácora. Espero volver con las pilas cargadas y bien descansado.

¡Saludos!


P.S.: En unas horas, se termina el verano.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Camino

Hace unos días publiqué espejo oscuro. No es uno de mis mejores trabajos o, al menos, no considero que deba sentirme orgulloso de él. Ayer mismo, escribí:

"Perdí mi brazo derecho sin darme cuenta. No le di demasiada importancia y seguí caminando. Un poco más adelante, me extraje el corazón del pecho. Lo quemé y enterré las cenizas a muchos metros bajo tierra. Poco después, se me invitó a prescindir del alma. Jamás pensé que poseyera una, así que no tuve reparos en venderla por un precio módico. Me noté más ligero y seguí caminado, aunque me costara horrores recordar cómo y por qué eché a andar".

Lo sé. El mismo tema de siempre, la misma historia contada en primera persona... Y, ¡qué casualidad! El protagonista es un optimista bien informado. Creo que me repito como el ajo. No es una buena señal, aunque supongo que es bueno darse cuenta de ello.

Quisiera rectificar la situación. Porque esas palabras y otras historias que encontraréis en esta bitácora ya no son mías. Soy incapaz de identificarme con ellas. Viejas expresiones que utilizo constantemente en conversaciones y letras, que me acompañan desde no recuerdo cuándo, deben abandonarme definitivamente. O, tal vez, deba ser yo quien las destierre para seguir adelante suponiendo que continúe existiendo el camino.

¡Saludos helados!


P.S.:
Sin razones aparentes, mi forma de ver y enfrentar al mundo ha cambiado.

domingo, 24 de agosto de 2008

Espejo oscuro

Mi pálido reflejo en el espejo oscuro me devolvió la calma aunque no pude evitar preguntarme porqué.

jueves, 7 de agosto de 2008

De volcados y animes

¡Buenas!

Este post no es para gritar a los cuatro vientos lo bien que me lo estoy pasando en mis vacaciones, mal pensados. Lo contrario tampoco, para desgracia de mis detractores.

Ya que cierto amigo comentó algo en su blog acerca de mantener la frecuencia de actualización aunque estemos en algún chiringuito perdido de la más recóndita playa de la isla más lejana, me veo en la obligación de escribir estas gélidas líneas. Conviene estar a la altura de los desafíos diarios. Pues bien, estoy exprimiendo al máximo estos pocos días de asueto colaborando en la limpieza general de la casa, visionando anime y volcando VHSs a DVD. La juerga padre, ¿no? (Bueno, ver anime sí... ¿Para qué engañaros?).

Podría haber tirado las cintas de vídeo y así me habría evitado el engorroso asunto del volcado. Pero, como uno es un poco masoquista, he preferido guardarlas para revisarlas llegado el momento preciso. Así, me he reencontrado con noticias de ciencia pésimamente contadas, errores, tonterías sin importancia, documentales de cine, montones de vídeos musicales, entrevistas, algún reportaje majo y muchos gags de El Informal.

No obstante, el tiempo es implacable con las cintas magnéticas y, como consecuencia, he perdido algunas cosas. Tampoco es el fin del mundo y, seguro que a nada que busque, lo encuentro colgado en algún sitio de Internet.

Volviendo al anime, me entero a través de Misión Tokyo y de Blog de Cine de la existencia de un proyecto para llevar al cine Cowboy Bebop. Tiemblo ante la idea aunque quién sabe: tal vez hasta podría salir una buena película a nada que elijan un buen director, un buen guionista y un cuidado reparto más allá de las caras bonitas y los cuerpos esculturales. Consuela saber que siempre nos quedará el anime...


¡A más ver!


P.S.: Creo que, ya puestos, voy a revisar Cowboy Bebop ;)

viernes, 1 de agosto de 2008

domingo, 20 de julio de 2008

Abrazos

Tuvo un mal día, de esos que esperas que terminen lo antes posible. Pensé que un abrazo la reconfortaría y me permitiría ganar algún punto con ella. Cuando ya se marchaba, recordó mi propuesta y fue a mi despacho en busca del abrazo prometido. La estreché entre mis brazos y, supongo, se sintió mejor.

No puedo decir lo mismo. Buscaba una emoción y no sentí nada más allá de la mera sensación física del contacto entre dos cuerpos. Me inventé una escusa peregrina y probé a abrazarla de nuevo. Cerré los ojos y me concentré en almacenar toda la información posible que mi sentido del tacto pudiera recopilar. Nada. Mientras mi abrazo la reconfortaba, yo me reencontraba con la soledad.

Un escalofrío me recorrió la espalda. Traté de aliviarlo abrazándola por tercera vez y únicamente sirvió para avivar aquella gélida sensación de vacío. Entonces, caí en la cuenta: en todo momento ella permanecía inmóvil, sin intención alguna de devolverme el abrazo. A partir de aquí, ya todo es inútil.

Por supuesto, el mundo sigue y no puede detenerse porque uno de sus insignificantes inquilinos se sienta solo. La vida es una mierda y este mundo también. Es una regla que he de recordar siempre que tenga la absurda ocurrencia de ir por ahí regalando abrazos.


Postdata: Abrazar a alguien tres veces en menos de dos minutos bajo escusas mal hiladas te convierte en serio candidato al premio al "Pervertido del año".

miércoles, 9 de julio de 2008

[Meme] La canción del verano

Algunos hacen lo que sea para que escriba y mantenga vivo este sitio. Fabricaldreams, en su afán de llevar cualquier meme hasta el último rincón de la blogosfera, me invita a participar en una nueva y descabellada aventura: elegir tu canción del verano.

De peces está el mar lleno y se hace difícil elegir. No obstante, elijo .

¡Hasta pronto!

miércoles, 2 de julio de 2008

[Meme] Googl€a, Googl€a

Como muestra de buena fe ^_^ , acepto el nuevo desafío de Fabricaldreams. Este Meme en cuestión propone mostrar el número de resultados que Google ofrece al buscar tu nick en internet. Ahí van los resultados de los míos:

Homer_malo: 204.
Ikari: 2.620.000.

Como siempre, fue un placer.

viernes, 27 de junio de 2008

Llueve

Quería volver. Escogí un día de Julio creyendo que la benévola meteorología estival me permitiría disfrutar de la arquitectura local. Hacía varios años que no visitaba aquella localidad tan cercana a mi lugar de residencia. Las calles empedradas, el trajín del escaso tráfico rodado por el casco medieval, las vetustas esculturas de personajes olvidados... Salvo por la creciente suciedad de las fachadas, la ciudad permanecía tal cual la recordaba.

Recorrí todas y cada una de las laberínticas callejuelas medievales hasta llegar a la plaza principal. Recientemente, ésta había sido reconstruida tras una explosión de gas en la que, afortunadamente, sólo hubo daños materiales.


Las primeras gotas de lluvia me sorprendieron recordando la polémica suscitada por la reforma que, según recuerdo, no fue del gusto de todos. En un abrir y cerrar de ojos, el sirimiri inicial transmutó en lluvia torrencial acompañada de abundante aparato eléctrico. No tuve más remedio que refugiarme en una de las muchas cafeterías de la plaza.

Pedí un descafeinado a una de las camareras y me senté a esperar en una mesa vacía situada junto a un enorme ventanal con vistas a la plaza. Desde mi improvisada atalaya, podía ver a la gente corriendo de aquí para allá para resguardarse de la repentina lluvia.

Saqué de la mochila el libro que llevaba siempre conmigo y escogí un pasaje cualquiera al azar.
Fuera, la lluvia continuaba tiñendo de humedad las grises calles. Dentro, me distraían las múltiples conversaciones ajenas. Conocía de memoria cada página de la novela y eso, se quiera o no, predispone a dejarse llevar por elementos externos. Hastiado por el ruido, abandoné la lectura y cogí un periódico de la barra para echarle un vistazo. Fue entonces cuando, de entre toda la marea de voces, distinguí una risa en particular. Miré en dirección a la puerta y allí estaba ella. Aunque habían pasado diez años desde nuestro último encuentro, ella no había cambiado nada en absoluto (yo no podía decir lo mismo de mi persona).

Apenas unos pocos metros nos separaban y, aunque yo trataba de llamar su atención mediante gestos, ella continuaba sin verme. Fue entonces cuando reparé en el joven que la acompañaba. Era bastante alto y bien parecido. Apenas hablaban: únicamente, aguardaban silenciosos el final del aguacero para reanudar la marcha. De vez en cuando, se susurraban palabras o intercambiaban caricias y besos. Mejor mantenerse alejado, me dije. En ese instante y sin que pudiera evitarlo, recordé de golpe toda nuestra vida en común y nuestra ruptura. Fue especialmente dolorosa cierta mañana de abril en la que la que desperté y ella no estaba a mi lado.

Por alguna razón que se me escapa, verla feliz me
revolvió las tripas. No pude evitar sumirme en un pozo de amargura y terminé enredado en unos pensamientos tan delirantes como deprimentes: "mejor no desear nada para evitar que te rompan el corazón", "no puedo tener nunca lo que quiero", "asco de vida", "nunca seré feliz"... Elucubraciones sin sentido fruto de este extraño ataque de celos tan repentino como pasajero.

Afortunadamente, aquel acceso de estupidez duró lo que dura un suspiro. Coincidencia o no, decidí ir
a saludarla y el sol salió de nuevo. Dos metros escasos... Lorenzo empieza a calentar con fuerza. Un metro... La plaza se vuelve a llenar de niños, bicicletas y paseantes. Veinte centímetros... Y la pareja sale de la cafetería para perderse en una de las callejuelas cercanas.

Mejor así, pensé. Seguro que se habría alegrado de verme. No obstante, nunca lo sabremos.

domingo, 15 de junio de 2008

[Meme] Tu anuncio favorito

Creo que ya me tocaba dar alguna señal de vida. Aunque tengo algunas historias en la recámara, prefiero actualizar el blog con este meme publicitario. Desde Fabricaldreams preguntan: ¿cuál es mi spot publicitario favorito? En este momento, me ha venido éste a la cabeza.

Aunque el concepto ha envejecido bastante con el paso del tiempo, el spot sigue funcionando.

¡A más ver!

domingo, 18 de mayo de 2008

Rubik

De crío, siempre quise tener un cubo de Rubik. Me parecía un juguete como otro cualquiera aunque resolverlo se me antojase un duro reto. El viernes llegué a casa agotado tras una dura semana de trabajo y me lo encontré en mi habitación, aún embalado en su caja. Llevaba un tiempo pensando en comprarme uno aunque albergase la esperanza de que alguien me lo regalara. ¡Bonita sorpresa! Ahora, a ver cuánto tiempo tardo en resolverlo.

¡Saludos mortales!

miércoles, 14 de mayo de 2008

[Meme] Ocho cosas antes de morir

Ya que me invitas, Fabri, va por ti: la lista de las ocho cosas que deseo hacer antes de convertirme en un bonito cadáver.


1- Escribir una novela:
Hace siglos, intenté escribir un libro (los que me conocen ya saben de qué estoy hablando). No fue un desastre pero lo guardo para recordar lo malo que puedo ser juntando letras.

2- Plantar un árbol:
No me vale con plantar una semilla y ver si sale o no. Quiero verlo crecer y desarrollarse, luchar contra la meteorología y los parásitos... En fin, esas cosas que hacen la vida vegetal tan interesante.

3- Estudiar una carrera:
Porque nunca es tarde para aprender si tienes tiempo para ello y tienes claro tu objetivo.

4- Entender al sexo contrario.
Sobran las explicaciones...

5- Ayudar a concienciar al mundo sobre los males de la contaminación lumínica.

6- Participar en cierto proyecto audiovisual sobre el cual no puedo dar ninguna pista.

7- Tener un techo de mi propiedad.

8- Visitar países del extranjero y más allá.


Aunque a estas horas mi mente ya flaquea, creo que he cumplido con el cometido encomendado.

¡Saludos!


P.S.: Ya que Randall Stevens me invitó a participar en un meme, aprovecho y le devuelvo la pelota.

lunes, 5 de mayo de 2008

Correcciones

Corrijo errores. Ése es mi trabajo. Las razones por las cuales terminé dedicando mi tiempo a semejante tarea me son ocultadas sistemáticamente. No es una conspiración en la sombra o un timo de bajo nivel. Tampoco vivo en un sueño ni disfruto de falsos recuerdos implantados. No obstante, realizo correcciones a diario porque en mi interior algo me impulsa a señalar errores ajenos. Si conociera las razones ocultas que explican la raíz de mi comportamiento, pondría remedio a mis desvaríos.

Mi trabajo, poco a poco, invade mi vida privada hasta emponzoñar mis ratos de asueto. Hace tiempo, quise ponerle remedio. Visité a cuantos terapeutas encontré en la guía telefónica. El último me acusó de ser un perfeccionista extremo-compulsivo. ¡Menuda novedad! ¡Para escuchar obviedades, enciendo el televisor y apago el cerebro!

Ummm.... He llegado a mi límite personal. No puedo pasarme las 24 horas del día solucionando los errores de los demás. Ya ni siquiera soy capaz de dormir, puesto que en mis sueños me desespero intentando subsanar las incoherencias inherentes a la fase REM. Quizá haya llegado la hora de hacer un cambio. En estos tiempos que corren, debería de ir pensando en cambiar de aires. Elegir un bonito rascacielos y arrojarme desde la azotea. Quizá, mientras me vaya acercando al suelo, ya no me importen tanto las imperfecciones del adoquinado. Cuando lo alcance, creo que por fin descansaré en paz.

miércoles, 30 de abril de 2008

Tres años

Hoy hace tres años, empecé a escribir este blog. ¡Muchas gracias a todos por visitar de vez en cuando "El Caos en frío"!

Es probable que, sin vosotros, esta bitácora se hubiera convertido tarde o temprano en una sesuda reflexión sobre la forma que las nubes adquieren en el cielo. Bien mirado, ésto no habría sido tan malo necesariamente.

En fin... Esto es una celebración, ¿o no?

Una vez más, ¡gracias!

sábado, 26 de abril de 2008

El invasor de ocho patas


araña03
Originally uploaded by caosfrio

Anoche, me asomé desde mi balcón para comprobar si la contaminación lumínica había terminado de barrer del cielo las pocas estrellas que puedo ver desde casa y me topé con este arácnido tan fotogénico. Las condiciones de luz no eran muy buenas y tuve que usar el flash. No obstante, se pueden observar bastantes detalles del cuerpo de la amable visitante.

¡Saludos!

miércoles, 16 de abril de 2008

Encontrado

Ya lo dije una vez: cuando menos lo deseas, aquello que buscabas surge ante tus ojos. No quiero parecer desagradecido, pero ahora no. No es el momento ni el lugar. Los deseos que tuve una vez fueron buenos. Aun mejores por incumplidos.

Te agradezco el gesto. Me alegro de saber que puedo llamar tu atención. No obstante, prefiero seguir mi camino. Si el destino nos reúne de nuevo, tendremos esa conversación pendiente desde hace décadas.

Por el momento, sigamos como hasta ahora. Tú en tu cielo y yo en el mío. Si hemos de encontrarnos de nuevo, sea. Hasta entonces, acumulemos experiencias que nos enriquezcan, que nos alegren la vida con su mero recuerdo. Para, cuando volvamos a vernos, tengamos más cosas que contarnos.

miércoles, 9 de abril de 2008

Arte perturbado


arte perturbado
Originally uploaded by caosfrio

Escultura salpicada aquí y allá por graffitis diversos. Podéis visitarla en Arrecife, Lanzarote.

¡Saludos!

domingo, 6 de abril de 2008

[Meme] Meme de memes

Randall Stevens, el revolucionario a tiempo parcial, me propone continuar con el Meme de Memes. En éste, simplemente hay que contestar una serie de preguntas. Y, éstas son:


1- ¿Cuántos memes respondes de media al mes? Uno o dos.


2- ¿Cuántos memes te llegan de media al mes? Uno.


3- ¿Tienes una categoría para los memes en tu blog? .


4- ¿Te molesta leer memes en tus blogs favoritos? No.


5- ¿Cuántos memes has creado por ti mismo? Cero.


6- ¿Cuál fue el meme te ha gustado hasta la fecha? El de las cosas pendientes.



¡Listo!

Invito a continuar a Tombstone Express, a Parad el mundo y a Viento en las velas (a ver si se anima a escribir). Si alguien más desea seguir con el meme, puede hacerlo en los comentarios.

¡Saludos!

lunes, 31 de marzo de 2008

[Meme] Mi vida en seis palabras

De nuevo, FabricalDreams me invita a continuar un meme. En esta ocasión, consiste en resumir en seis palabras la vida de uno. Sin pensármelo mucho, allá van las mías:

Palabras. Anime. Sonido. Cielo. Traición. Olvido.

No me lo he tomado demasiado en serio aunque parezca lo contrario.

Bonito post para cerrar el mes. El que desee continuar con la cadena puede hacerlo en los comentarios.


¡A más ver!

lunes, 24 de marzo de 2008

Playa [versión alternativa]

El protagonista de esta historia se aburre. No tiene nada que hacer y lleva una vida mediocre. Y, como hace sol, pero hace frío (y no me río), decide coger su Akura y plantarse en una playa en menos de 2 horas porque sí, porque le apetece. El calendario dice que están en marzo, pero él pasa.

Y, ¡claro! Tarda una hora en llegar. Viaja en un Akura, tío... No es como el señor Lobo pero se le acerca. Hete aquí que comienza a llover. Entonces, nuestro héroe se debate ante la idea de dar media vuelta y batir su record de velocidad o dar un paseo por la playa. Se decanta por esto último a sabiendas de que se va a mojar hasta las partes que no deben ser nombradas.

Llega a la arena. Decide descalzarse para estar más en contacto con la naturaleza.

Levanta la vista y, horrorizado, contempla lo lejos que está el mar. Así las cosas, en lugar de dar media vuelta, decide emprender un nuevo viaje que le llevará hasta el mar como si de un Frodo cualquiera se tratara.

Llega allí y... ¡Ah! ¡Qué agua salada más fresquita!

Se dice para sus adentros: ¿y si me baño?

Ya le da igual puesto que con la lluvia su ropa pesa ya más del doble. Se desnuda por completo (lástima que no haya nenas cerca) y se zambulle en las gélidas aguas del mar Cantábrico, lugar donde a varios cientos de profundidad habitan unos malvados calamares gigantes. Éstos, en secreto, planean la invasión de las playas de todo el mundo el próximo cuatro de julio. Las razones ocultas tras la elección de dicha fecha son una incógnita para el que esto escribe.

De repente, cuando apenas lleva cinco minutos en el agua, siente que el cronómetro de la serie "24" ha comenzado la cuenta atrás para su propia muerte por hipotermia.

El protagonista decide correr por su vida. Bueno, primero nadar por su vida y luego correr, como hiciera Ben Gazara hace un porrón de años en una memorable serie de televisión.

Sale del mar..... y se pone la ropa toda mojada y llena de arena. Se maldice hasta lo indecible para combatir el frío. Se dice a sí mismo que éste ha sido su peor plan y que toca apechugar si quiere sobrevivir, que hay que ser consecuente con lo que se hace... o algo. Divaga como él solo, vamos. Termina de vestirse y corre hasta su Akura para salvar su vida.

Enciende el motor y la calefacción y justo en ese instante, por una carambola del destino, aprende el significa de la vida.

¡Fin!



Esta versión alternativa surgió en una extraña tarde de marzo, cuando la lluvia y la nieve abandonaron estas tierras hartos de nosotros. En realidad, es fruto de una conversación vía mensajería instantánea.

jueves, 20 de marzo de 2008

Playa

Una soleada tarde en la que el aburrimiento me rondaba, decidí dar un paseo. Cogí el coche y me dirigí a la playa más cercana. Tardé una hora en llegar. En ese tiempo pensé, oí música, y pensé otra vez. Al poco de llegar, comenzó a llover copiosamente.

Ya que había llegado hasta aquí, me bajé del coche y caminé hacia la playa. Apenas llegué a la arena, me descalcé y continué mi camino hasta donde el mar besaba la tierra. La marea baja demoró más de la cuenta mis planes. Cuando mis dedos sintieron la caricia del agua salada, me dije: ya que estoy completamente empapado, ¿por qué no me doy un chapuzón?

Hacía siglos que no me bañaba en la playa. El lluvioso cielo, el mar en calma y las frías temperaturas propias del mes de marzo deberían de haberme disuadido. No obstante, hoy era un día especial. Me quedé en bolas y me interné en las frías aguas del Cantábrico. Ahora estoy seguro de que no fue una buena idea, pero en aquel instante me pareció divertido.

Llevaba apenas un minuto en el agua cuando sentí las primeras punzadas de la hipotermia. ¡Menuda estupidez! Salí del mar helado, me vestí como pude y corrí hasta mi coche. Encendí el motor y la calefacción pronto devolvió su color natural a mi piel. Diez minutos después, el frío mar se convirtió en un recuerdo. Una temeridad que bien pudo costarme la vida. ¡Muy cierto! Pero aquella tarde vencí al aburrimiento. Volví a sentirme vivo de nuevo... al menos, por un tiempo.

miércoles, 19 de marzo de 2008

Fary Mercury

En un día tan señalado como el de hoy, básicamente porque es fiesta, he decidido subir un vídeo muy interesante... Verlo y escucharlo es un deleite para la mente.



El enlace, por si acaso.

¡Saludos malvados!

lunes, 17 de marzo de 2008

Lo he vendido

Cuando hace dos años llegaste a casa, pensé que contigo recuperaría una parte de mí que el tiempo y la amargura habían borrado de mi espacio cotidiano. Al principio, todo fueron ilusiones puesto que me veía capaz de sacarte todo el partido posible.

Sin embargo, las noches propicias iban y venían. Y, tú y yo, inamovibles. Las ganas de sacarte a pasear se extinguieron según encontré otras aficiones más exigentes con mi tiempo que tú. Preguntarme el porqué de mi proceder me obligó a aceptar la realidad: a pesar de mi empeño inicial, había fracasado. Quizá no fuera el momento más adecuado o, tal vez, me equivoqué al elegirte. No volveré a equivocarme.

Te alejas de mí y yo me alegro al comprender que por fin soy libre para actuar.

lunes, 10 de marzo de 2008

Taciturno

La tristeza lo embargaba hasta asfixiar su espíritu. Callaba esa clase de secretos que hacen daño a quien más se quiere.

Cuando el peso de sus pecados se hacía insoportable, tomaba el primer avión y huía.

Escapar para tomar aire y continuar respirando.

miércoles, 5 de marzo de 2008

Comprensión

Ajeno a lo que acontecía, J continúo en su puesto. A su alrededor, el mundo se desmoronaba sin remedio en la ignota oscuridad.

El recién estrenado edificio, el nuevo campo de fútbol de hierba artificial, la flamante biblioteca... En pocos minutos, la obra del siglo sería devorada por la inexorable máquina de la naturaleza. Buscar culpables, lamentarse por el dinero y esfuerzo invertidos, llorar, huir... qué más da. Mientras se espera a la muerte, hay tiempo para todo.

Sin embargo, un J ajeno a los acontecimientos continuó escribiendo. Pulsa que te pulsa. Consciente de la futilidad de su último acto, siguió valiente a sabiendas de que sus palabras nunca llegarían a destino alguno. Escribir por el placer de hacerlo. Contar algo a alguien aunque ese hipotético lector únicamente resida en nuestra imaginación. En sus últimos instantes como ser vivo, aquel pensamiento le supo a gloria.

miércoles, 27 de febrero de 2008

Pleitesía

El silencio acompaña mis pasos. Las estrellas marcan el rumbo a seguir mientras vigilo el camino para evitar caer en las trampas del destino.

Repudio el pasado y me alejo de lo que me hace daño. Vagando por la tierra, protegido por un silente ejército de nubes.

Quiero vivir de este modo para recuperar la pureza que me hizo digno de mi propia identidad.

martes, 26 de febrero de 2008

A cielo abierto (IV)

Una mañana soleada del mes de abril tuvo lugar un hecho incuestionable que cambió nuestra forma de ver el mundo. Una antigua compañía lanzó al mercado un artículo de consumo para las masas. A pesar de la tímida acogida y de las escasas ventas iniciales, hoy en día prescindir de dicho artilugio ocasionaría grandes pérdidas, tanto económicas como sociales.

Aunque no es el momento para entrar en detalles sobre el mismo, sí diré que lo usamos todos a diario, tanto para trabajar como para divertirnos. Nos hemos acostumbrado tanto a usarlo que pensar en otras alternativas hoy en día resulta utópico. A decir verdad, creo que ni siquiera existen en el mercado. Quizá esté dando más pistas de las que quisiera. No importa. Trato de esbozar el escenario en el que nos encontramos en la actualidad proporcionando los detalles justos y necesarios.

Aquella mañana salió a la venta. En los primeros tres meses, apenas se vendieron unos pocos cientos. Pero una inteligente campaña orquestada a través de Internet, inclinó la balanza a favor del nuevo invento. Existían otros aparatos con prestaciones similares, pero éste los barrió a todos. En seis meses, este gadget adquirió la categoría de mito al encontrársele múltiples usos insospechados. Se convirtió en el equivalente tecnológico de la popular navaja suiza. Un año después y en un tiempo récord, las administraciones públicas internacionales lo convirtieron en estándar cuando ya había logrado hacerse un hueco en los bolsillos de todos. Los analistas aseguran que la predisposición del Consorcio a facilitar licencias de fabricación a precios asequibles supuso el espaldarazo definitivo a su producto, así como un mecanismo efectivo para sortear futuras demandas antimonopolio. Esta estrategia fue la clave de su éxito, dicen.

Diez años después, nadie concibe la vida diaria sin este artilugio. Las escuelas de negocio, desde hace relativamente poco tiempo, analizan y debaten con sus alumnos la hoja de ruta diseñada por el Consorcio para lanzar su producto estrella. Suelen centrarse únicamente en esos pocos años, despreciando los casi 75 años de historia del Consorcio.

La que fuera pequeña empresa de componentes electrónicos ha sabido conjugar su apuesta clara por la expansión y el cuidadoso trato dispensado a sus clientes y proveedores. Resulta insólito que fuera una de las primeras cooperativas del país. Es curioso, también, que las decisiones de la cúpula directiva se tomen por mayoría absoluta o que el presidente del consejo de administración y fundador del grupo muriera hace unos 25 años. Significativo, sí. Pero nada raro… a primera vista.

En ese tiempo, el Consorcio se ha convertido en una compañía transnacional. En los últimos meses las cosas no parecen irles demasiado bien. La competencia ha unido fuerzas, graves catástrofes medioambientales han causado pérdidas importantes y no parece que el nuevo consejo de administración tenga muy claro adónde quiere llegar. Se rumorea que el presidente del consejo está abocando la empresa a la ruina para despedazarla en partes más lucrativas. ¿Especulaciones sin fundamento o realidades como puños?

No sé cómo acabará todo esto. Con los años, el Consorcio se ha granjeado muchas enemistades. Al menor signo de debilidad, atacarán con todos sus efectivos. Aguardaremos expectantes los acontecimientos venideros. Las sorpresas a lo largo del camino harán divertida la espera.

martes, 12 de febrero de 2008

Una mancha en la pared

Hace más o menos dos meses, compré un diminuto cubículo de nueva construcción. Al firmar el contrato, pensé que jamás lo terminaría de pagar. Sin embargo, deseché rápidamente aquel pensamiento y me abandoné a la felicidad puesto que, a partir de ese instante, poseía un lugar donde caerme muerto.

Una semana después, organicé una cena con mis amigos para estrenar el piso. Logramos un ambiente muy curioso con las cajas de cartón a la luz de las velas. Mi primera fiesta en mi casa. ¡Todo un hito en mi corta vida!

Tres semanas después, encontré en una de las paredes de mi habitación una mancha. Aquel día, el primer viernes de julio para ser exactos, tenía que madrugar bastante. Encendí las luces de mi habitación y allí estaba, justo frente a mí, a poco más de un metro de distancia en la pared más grande del único dormitorio del apartamento. En frío, sin el primer café de la mañana, no le di ninguna importancia puesto que apenas sobrepasaba el tamaño de una moneda de 2 euros. Al regresar a casa, ya bien entrada la noche, observé estupefacto que había crecido hasta afectar una superficie del tamaño de mi puño.

Olía mal, como a humedad, negruzca e irregularmente circular. Decidí delimitar los límites de la mancha con un rotulador para comprobar si se expandía o no con el transcurso de las horas. No sería la primera vez que una impresión visual resulta errónea. Cuando desperté al día siguiente, aquella especie de parásito había continuado invadiendo la superficie del tabique. El tamaño de aquella cosa negruzca superaba ya los veinte centímetros de diámetro.

Llamé al seguro del hogar y un perito se presentó un par de horas después. No hizo gran cosa, la verdad. Levantó un acta en la que reflejo la incidencia y su causa más probable: filtraciones de agua procedentes de la terraza, debidas a las intensas lluvias de los últimos días. Al escuchar sus palabras me arrepentí de haber comprado el apartamento en el último piso. En su opinión, el seguro de la comunidad de vecinos debía correr con los gastos de la reparación. Añadió, también, que tuviera paciencia…

Pasó una semana sin que tuviera noticias del seguro. El mes de julio transcurría caluroso y la mancha detuvo su avance. Se me ocurrió esconderla tras un cuadro. Camuflarla me alivió. Empezaba a ver en aquella filtración a un extraño compañero de piso del que es imposible deshacerse. Me fui a dar un paseo y, al volver a casa, las vi: manchas negruzcas del tamaño de mi puño en cada pared de la sala de estar.

No podía creérmelo. Todas las manchas habían aparecido en el centro exacto de cada tabique. Revisé el resto del apartamento y me quedé helado al entrar en mi habitación y ver el cuadro caído en el suelo. En mi ausencia, la mancha se había extendido aún más. Una idea surgió de repente: ¿algún bromista entraba en el apartamento y se dedicaba a enguarrar mis paredes?

Decidí pasar la noche fuera. Llamé a mis colegas y nos fuimos por ahí. No es éste el momento más adecuado para contar nuestras correrías puesto que no le interesan a nadie. Sólo diré que olvidé lo que sucedía en casa en brazos de una amable extraña.

Regresé muy tarde (o muy temprano según se mire). Me fui directamente a la cama. Necesitaba dormir, descansar. Llevaba durmiendo como dos o tres horas cuando un olor nauseabundo me despertó. Encendí las luces y la vi. La que fuera una anodina mancha de humedad había alcanzado el metro y medio de diámetro. Su superficie, un círculo perfecto, era negra como el carbón. Un anillo marrón rodeaba la mancha. Y, ese olor a podrido…

Sin pensármelo dos veces, cogí cuatro cosas, las metí en una bolsa de deporte y me marché de allí, no sin antes horrorizarme al comprobar como las demás manchas también habían alcanzado un aspecto y tamaño similar a la inquilina de mi habitación.

Lo que estoy contando me ocurrió hace bien poco y los sentimientos están a flor de piel. Aquel fue un verano extraño en el que apenas trabajé. Me habría preocupado mucho de haber tenido tiempo para ello.

Unas dos semanas después de abandonar precipitadamente mi cubículo, recibí una llamada del presidente de la comunidad de vecinos. Por lo visto, el seguro se había puesto en contacto con él para realizar un peritaje de lo que sucedía en mi apartamento. Había escuchado rumores y quería verlo con sus propios ojos.

Quedamos para hacer la inspección (así lo llamó) aquella misma tarde. Confieso que no tenía ni ganas de volver, pero ahí estaba. El presidente me esperaba en el portal. Un saludo de cortesía, charla intrascendente en el ascensor y llegar. Abrí la puerta. El olor se había intensificado tanto que ni quisimos pasar dentro. Acto seguido, hizo un par de llamadas y me aseguró que "esto no podía ser" y que "el seguro de la comunidad correrá con los gastos". Palabras, palabras... pensé.

Días después supe que la empresa encargada de la limpieza, desinfección y reparación del desastre se había desecho de todas mis cosas. No me importó ni lo más mínimo. Únicamente deseaba vender el apartamento y marcharme a otro lugar. Una tarde me llamaron para confirmarme que ya podía volver a casa. Sin muchas ganas, regresé al apartamento. Abrí la puerta y la ausencia de olores me recibió con los brazos abiertos. Suelos de madera nuevos y paredes blancas recién pintadas. ¡No podía creérmelo! ¡De vuelta en casa!

En tres días, me volví a instalar. Me traje unos sacos de dormir y material de acampada. Me daba igual no tener muebles, ya habría tiempo de comprarlos. Decidí dormir en la sala de estar. Mi dormitorio me traía demasiados malos recuerdos. Dormí de un tirón casi toda la noche, hasta que una extraña sensación me desveló. En la oscuridad, me sentí extraño. Observado. Encendí la linterna que tenía cerca y apunté el haz de luz hacía donde creía que había alguien.

Entonces lo vi: un enorme ojo en la pared me miraba. Me levanté incrédulo y nervioso. No sé cómo, aquel disco ocular segregaba una especie de lubricante que le permitía deslizarse con libertad y seguirme con su mirada. Corrí hacia el interruptor más cercano y encendí las luces: en todas las paredes del salón los ojos gigantes me miraban.

Salí de allí como alma que lleva el diablo cuando escuché: ¡bienvenido a casa!

No he vuelto a pisar aquel lugar. Casi todos mis amigos, familiares y conocidos que han entrado al apartamento para comprobar mis palabras han vuelto con las manos vacías y me han tachado de loco. Y, aunque mi colega está harto de tenerme en su sofá, no creo que vuelva a vivir solo. Aunque, bien pensado, en aquel apartamento nunca lo estuve.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Estadísticas del Caos

Como el sistema de estadísticas de El Caos en frío comenzaba a dar signos de agotamiento, he decidido resetearlo. Tres años de datos borrados, tirados a la papelera. ¡Qué le vamos a hacer! ¡A empezar de nuevo!

lunes, 4 de febrero de 2008

Formateando

¡Buenas!

He dedicado los dos últimos días a formatear el portátil. Un troyano había decidido construirse una cómoda y cálida madriguera en el disco duro. Como no me va esa clase de inquilinos, opté por formatear. Ha costado tiempo pero ya está hecho.

¡Un saludo!

sábado, 26 de enero de 2008

Arquitecto del destino

Construyo edificios. Los diseño, estudio, fotografío, amo y olvido. Estoicas estructuras que soportan el paso del tiempo a la intemperie. No obstante, siempre tengo presente que los lugares donde hoy crecen mis criaturas estuvieron habitados por estructuras frágiles y quebradas.

Un buen día, sus dueños decidieron que ya no eran útiles. Los abandonaron a la enfermedad y la humedad, hasta que sus espaldas se curvaron y perforaron. La lluvia empapó sus venas y sembró de corrupción su alma.

Traicionados.

A principios del siglo XX, Jesús Quintana levantó un almacén en unos terrenos en desuso de una factoría hoy olvidada. Un equipamiento anodino de ladrillos rojos por piel y estructura de acero en los huesos. En su interior albergó de todo durante el tiempo que le tocó vivir: materias primas, seres humanos heridos, ratas, libros, lindano, venenos variados... Después de años de agitada existencia, una vez más, un humano decidió abandonarlo a su suerte. La criatura sufrió la ocupación de todo tipo de parásitos, diversos robos y varios intentos de desmembramiento. ¡La gente no sabe cómo entretenerse sin molestar!

Cuando la criatura se creyó por fin a salvo de los hombres, llegaron los especuladores y el boom inmobiliario.

Los ingenieros estudiaron al milímetro los pies de la criatura esperando encontrar cualquier excusa válida para echarlo abajo sin remordimientos de conciencia. Un giro inesperado del destino encaminó mis pasos hacia el viejo almacén. Mi vehículo sufrió un pinchazo en plena noche. Para ser exactos, el segundo del día. Nadie me esperaba en casa, así que opté por pasar la noche en el coche. Al despertar, nada más incorporarme abrí los ojos y lo vi. Todavía orgulloso de sí mismo, valiente incluso, acorralado por chalets y bulldozers. Salí del coche y me acerqué a él. Sentí cómo me observaba e, instantáneamente, me reconoció como un igual. Entré sin miedo y lo recorrí de cabo a rabo para aprender de él y su habilidad para seguir en pie durante más de un siglo.

Decidí que las excavadoras no serían los arquitectos del final de esta historia. Tardé un tiempo, pero logré salvarlo. Mutilado, trepanado, traicionado y pronto restaurado. Quiero pensar que ahora mira contento la lluvia.

Nivel de dificultad

¿Has encogido o siempre has sido así de bajo? La estatura no es un problema si no lo conviertes en tal. Lo mismo puede aplicarse a la amplitud de miras: demasiado estrecha o demasiado amplia, da igual, ambas producirán una visión siniestra y falsa del mundo y del lugar que ocupas en él.

Te has marcado unas metas muy extrañas, pequeño. Deberías dejar de pensar tanto, olvidar la escritura y concentrarte en vivir un poco. No creo que nadie te lo vaya a agradecer, pero desgastarás menos las pocas neuronas sanas que te quedan.

La vida en sí es un reto. No importa tanto el nivel de dificultad como la pericia del jugador a la hora de sacarle partido a este juego absurdo. Las cartas casi siempre son malas y no podemos cambiarlas. Uno demuestra su habilidad en función de la cantidad de victorias logradas.

Así de sencillo y complejo a la vez.

Deberías moverte de una vez. El mundo te aguarda con los brazos abiertos. ¡Yo puedo esperar! Por mucho que te menosprecie, tienes mejores cosas que hacer que aguantar mis pullas. Ve, camina, saborea y degusta la sinfonía de aromas del mundo y sus gentes. Como ya te dije una vez, tú solito te has convertido en lo que eres. Y como tal, puedes comenzar de nuevo tantas veces como quieras. Eres el arquitecto de tu destino. Si crees que
las negras estructuras del mundo te aguardan impacientes, te equivocas una vez más... pero tú verás.

jueves, 24 de enero de 2008

A cielo abierto (III)

Empleado #04904 - Informe rutinario (Av983v-10)

Todos los años, debido a la legislación vigente, nos vemos obligados a contratar personal con minusvalías. El 04904 no es una excepción a pesar de que dicho sujeto ha demostrado sobradamente que se le puede sacar más partido que a los otros.

A consecuencia de un accidente de tráfico (ver dossier 04904-092C), su memoria a medio-largo plazo se ha visto dañada. Los test psicológicos revelan que su amnesia es altamente selectiva (necesitaremos más estudios para confirmarlo). Si no tenemos esto en cuenta, su desempeño en labores de ayudante del ayudante del supervisor del almacén B-13 es normal (¿?). A la altura de cualquiera.

Después de un mes trabajando para nosotros, el comité evaluador opina que dicho trabajador debe ser promocionado inmediatamente a tareas más adecuadas. No obstante, recomendamos vigilarlo más estrechamente.

Fin del informe #
Av983v-10

sábado, 19 de enero de 2008

[Meme] ¡Cinco cosas que detesto!

Existen tantas cosas en este mundo que detesto... Demasiadas para este Meme lanzado por Fabrical Dreams. Haremos un esfuerzo y enumeraremos sólo cinco.

Pero, antes, las normas:


- Incluir las reglas en tu post.
- Listar 5 manías que te molestan de la gente o, en su defecto, manías tuyas que te molesten pero no puedas evitar.
- Indicar quién te pasa el blog (persona o blog) y también incluir referencia del post (si ha sido mediante blog) desde donde te ha llegado el meme.
- Pasar el testigo a 3 víctimas más.

Y, el top-five de las cosas que odio:

1.- Mis propias manías, que son muchas, y traen de cabeza a todos menos a mí.
2.- No me gustan nada los perros por muchísimas razones.
3.- La incompetencia (me da igual de quién).
4.- Las reglas están para ser cumplidas y no soporto a los que se las saltan para su propio beneficio.
5.- Odio a cualquiera que disfrute pisoteando a los demás.


¡Ya está!

Ahora les toca a: Tombstone Express, Viento en las Velas y Parad el mundo, que me bajo. Confío en que tenga un mayor seguimiento que el último.


¡A seguir bien!

Star Trek XI

No soy un incondicional de la saga Star Trek, pero es una franquicia que me gusta bastante. Por eso, al leer este post he sentido cosquillas en el estómago ante lo que se viene. La calidad de imagen no es muy buena, pero cuando suenan los primeros acordes ya sabes de qué va.



¡Qué ganas!

jueves, 17 de enero de 2008

Experimentando con Twitter

Poco antes de marcharme de vacaciones, creé una cuenta en Twitter. Pensé que sería interesante experimentar con este servicio web dadas sus especiales características.

En líneas generales, los usuarios cuentan desde qué están haciendo o lo que van a hacer o vete tú a saber qué. La Tira Ecol describió Twitter de manera muy gráfica en esta viñeta. Mi intención es emplearlo para dar avisos, publicar historias realmente cortas o lo que se me ocurra hasta que me aburra, que alguno ya lo dejó por las razones sobradamente conocidas.

Enlaces a mi sitio y al de Fabrical Dreams. Si alguno de mis amables lectores decide crear una cuenta, que deje el enlace en los comentarios. Sin duda, le echaremos un vistazo.

¡Hasta otra!


Actualización, 22 de junio de 2008:

Llevaba tiempo sin añadir nuevas notas en Twitter. No encuentro ni el momento, ni las ganas, ni la inspiración para continuarla. Así que la he borrado.

¡Un saludo!

miércoles, 16 de enero de 2008

Moyashimon

El título de este post hace referencia a un anime de reciente producción que estoy siguiendo desde hace poco tiempo. Tiene un diseño de personajes más que curioso. ¡No puedo contar más que luego todo se sabe!

Si queréis saber más, pinchad en este enlace de Frozen Layer Network.

¡Un saludo!

Más fotografías de Lanzarote

¡Buenas!

He subido unas pocas fotografías más de mi viaje a Lanzarote. Destaco este par:





Por cierto, hoy he sabido gracias a esta fotografía que he conseguido ver Mercurio. Ya sólo me falta Urano y Neptuno para completar la lista.

Un abrazo y ¡a recuperarse!

lunes, 14 de enero de 2008

Vacaciones en Lanzarote

En la última semana, no he tocado el blog, ni el correo electrónico, ni tampoco he ojeado mis webs favoritas. Por el momento, no sufro síndrome de abstinencia alguno. He desconectado de animes, del trabajo y del frío. Que, ¿cómo lo he hecho? Viajando a Lanzarote.



En los próximos días, iré subiendo a mi cuenta en Flickr algunas fotografías tomadas en la isla.




¡Nos vemos!

martes, 1 de enero de 2008

2008

Cuando llevamos apenas 12 horas del nuevo año, aprovecho para felicitaros por ello y agradecer vuestra presencia en mis dominios. Disfrutad el 2008 y que todas vuestras expectativas se cumplan.