jueves, 20 de marzo de 2008

Playa

Una soleada tarde en la que el aburrimiento me rondaba, decidí dar un paseo. Cogí el coche y me dirigí a la playa más cercana. Tardé una hora en llegar. En ese tiempo pensé, oí música, y pensé otra vez. Al poco de llegar, comenzó a llover copiosamente.

Ya que había llegado hasta aquí, me bajé del coche y caminé hacia la playa. Apenas llegué a la arena, me descalcé y continué mi camino hasta donde el mar besaba la tierra. La marea baja demoró más de la cuenta mis planes. Cuando mis dedos sintieron la caricia del agua salada, me dije: ya que estoy completamente empapado, ¿por qué no me doy un chapuzón?

Hacía siglos que no me bañaba en la playa. El lluvioso cielo, el mar en calma y las frías temperaturas propias del mes de marzo deberían de haberme disuadido. No obstante, hoy era un día especial. Me quedé en bolas y me interné en las frías aguas del Cantábrico. Ahora estoy seguro de que no fue una buena idea, pero en aquel instante me pareció divertido.

Llevaba apenas un minuto en el agua cuando sentí las primeras punzadas de la hipotermia. ¡Menuda estupidez! Salí del mar helado, me vestí como pude y corrí hasta mi coche. Encendí el motor y la calefacción pronto devolvió su color natural a mi piel. Diez minutos después, el frío mar se convirtió en un recuerdo. Una temeridad que bien pudo costarme la vida. ¡Muy cierto! Pero aquella tarde vencí al aburrimiento. Volví a sentirme vivo de nuevo... al menos, por un tiempo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

aclárate, es un día soleado o llueve y hace frio...

Ikari dijo...

Empieza como una tarde soleada de marzo atípica y, en apenas una hora, comienza a llover. No es tan extraño, la verdad.

Ikari dijo...

Lo que sí es extraño es que el tipo decida irse a una playa a dar un paseo en pleno mes de marzo. Eso sí que lo admito ^_^ .

Anónimo dijo...

si no es tan extraño, no sería una tarde atípica...

Es una historia real?? no lo parece.

Ikari dijo...

Este relato está etiquetado como "ficción", por tanto...

FabricalDreams dijo...

Vaya, yo soy de los que en invierno me gusta ir a la playa bien abrigado a dejar dar vueltas a la cabeza :S

Parad el mundo, que me bajo. dijo...

"Yo las playas cuando las asfalten, y moqueten, y no haya dos en la entrada jugando a palas, con 54 años..."

- Carlos Pumares -

Ikari dijo...

En las playas se encuentran maravillas... y de las otras también.