domingo, 18 de mayo de 2008

Rubik

De crío, siempre quise tener un cubo de Rubik. Me parecía un juguete como otro cualquiera aunque resolverlo se me antojase un duro reto. El viernes llegué a casa agotado tras una dura semana de trabajo y me lo encontré en mi habitación, aún embalado en su caja. Llevaba un tiempo pensando en comprarme uno aunque albergase la esperanza de que alguien me lo regalara. ¡Bonita sorpresa! Ahora, a ver cuánto tiempo tardo en resolverlo.

¡Saludos mortales!

10 comentarios:

FabricalDreams dijo...

Buaaaaa, que tengas mucha suerte con el cubito ^^U A mí me da rollo ponerme, más que nada para seguir en la ignorancia de no saber si sé o no solucionarlo en un tiempo razonable...así somos ^_^U

Ikari dijo...

Por el momento, no soy capaz. Seguiremos informando.

imaginationland dijo...

A mi me regalaron uno hace un par de años y sigo sin poder resolverlo T_T

Soy un poco negada para el rubik :P

Ikari dijo...

Me alegro de no ser el único ^_^

exploding man dijo...

Yo lo uso de decoración, lo de resolverlo lo descarté hace tiempo...

Randall Stevens dijo...

jejejeje, conseguí resolverlo cuando tenía 14-15 años, con más pena que gloria, y desde entonces lo tengo guardado a buen recaudo.

Sería bonito recordar viejos tiempos...

El actor secundario. dijo...

Me están entrando ganas de comprarme uno e intentarlo...

Ikari dijo...

Actor secundario, hazlo. Lo peor que te puede pasar es que conviertas el cubo de Rubik en un bonito pisapapeles.

el actor secundario dijo...

Éste blog está menos activo de lo habitual... Espero que sea porque el autor esté ocupado, bien por la tarea del cubo, bien por estar de vacaciones en sus queridas islas, o bien por estar perpretando algún proyecto audiovisual...

Ikari dijo...

Este blog está más parado de lo habitual porque trabajo demasiado. De ahí que no tenga tiempo para enfrascarme en la resolución del cubo o meter horas en algún proyecto audivisual. En cuanto pueda, publicaré alguna cosilla que tengo en marcha.

¡Gracias por tu interés, Bob!