martes, 10 de febrero de 2009

Con nieve

A toro pasado, hasta conducir bajo una ventisca de nieve puede ser divertido siempre y cuando nadie sufra ningún percance digno de mención.

No hay comentarios: