domingo, 24 de octubre de 2010

En el bosque

Del cráneo abierto brotan las ideas y las nauseas.
La sangre palpita brillante fluyendo por su vida.
Un oscuro cielo gris oblicuo amenaza con caer sobre todos nosotros.


El bosque bebió la sangre.
No hay lugar para caricias o escalofríos.


El cráneo perdió todo significado.
El bosque no tardó en olvidar.

4 comentarios:

FabricalDreams dijo...

Sólo somos una accidente....

Ikari dijo...

Lo somos. Y no prosperaremos.

Alejandra dijo...

Me recuerda un homicidio de hace muchos años. El cuerpo desangrado en un parque municipal totalmente limpio ya que durante la fatal noche llovió torrencialmente.

Ikari dijo...

No me he inspirado en hechos reales, Alejandra. Espero que ese crimen que mencionas terminara siendo resuelto y el asesino detenido.

¡Gracias por pasarte por aquí!