martes, 30 de noviembre de 2010

Sobre la necesidad de una Red Neutral

En esta entrada de GurusBlog , encontraréis una explicación muy clara del concepto neutralidad de la red. ¡Debe leerse!

Manifiesto por una Red Neutral

(Si te sientes cómodo y representado por este texto, dale toda la difusión que puedas y quieras: reprodúcelo, enlázalo, tradúcelo, compártelo, vótalo… todas esas cosas que puedes hacer con total tranquilidad y libertad gracias, precisamente, al hecho de que tenemos todavía una red neutral. Hagamos posible el seguir teniéndola)

Los ciudadanos y las empresas usuarias de Internet adheridas a este texto MANIFESTAMOS:

  1. Que Internet es una Red Neutral por diseño, desde su creación hasta su actual implementación, en la que la información fluye de manera libre, sin discriminación alguna en función de origen, destino, protocolo o contenido.
  2. Que las empresas, emprendedores y usuarios de Internet han podido crear servicios y productos en esa Red Neutral sin necesidad de autorizaciones ni acuerdos previos, dando lugar a una barrera de entrada prácticamente inexistente que ha permitido la explosión creativa, de innovación y de servicios que define el estado de la red actual.
  3. Que todos los usuarios, emprendedores y empresas de Internet han podido definir y ofrecer sus servicios en condiciones de igualdad llevando el concepto de la libre competencia hasta extremos nunca antes conocidos.
  4. Que Internet es el vehículo de libre expresión, libre información y desarrollo social más importante con el que cuentan ciudadanos y empresas. Su naturaleza no debe ser puesta en riesgo bajo ningún concepto.
  5. Que para posibilitar esa Red Neutral las operadoras deben transportar paquetes de datos de manera neutral sin erigirse en “aduaneros” del tráfico y sin favorecer o perjudicar a unos contenidos por encima de otros.
  6. Que la gestión del tráfico en situaciones puntuales y excepcionales de saturación de las redes debe acometerse de forma transparente, de acuerdo a criterios homogéneos de interés público y no discriminatorios ni comerciales.
  7. Que dicha restricción excepcional del tráfico por parte de las operadoras no puede convertirse en una alternativa sostenida a la inversión en redes.
  8. Que dicha Red Neutral se ve amenazada por operadoras interesadas en llegar a acuerdos comerciales por los que se privilegie o degrade el contenido según su relación comercial con la operadora.
  9. Que algunos operadores del mercado quieren “redefinir” la Red Neutral para manejarla de acuerdo con sus intereses, y esa pretensión debe ser evitada; la definición de las reglas fundamentales del funcionamiento de Internet debe basarse en el interés de quienes la usan, no de quienes la proveen.
  10. Que la respuesta ante esta amenaza para la red no puede ser la inacción: no hacer nada equivale a permitir que intereses privados puedan de facto llevar a cabo prácticas que afectan a las libertades fundamentales de los ciudadanos y la capacidad de las empresas para competir en igualdad de condiciones.
  11. Que es preciso y urgente instar al Gobierno a proteger de manera clara e inequívoca la Red Neutral, con el fin de proteger el valor de Internet de cara al desarrollo de una economía más productiva, moderna, eficiente y libre de injerencias e intromisiones indebidas. Para ello es preciso que cualquier moción que se apruebe vincule de manera indisoluble la definición de Red Neutral en el contenido de la futura ley que se promueve, y no condicione su aplicación a cuestiones que poco tienen que ver con ésta.

La Red Neutral es un concepto claro y definido en el ámbito académico, donde no suscita debate: los ciudadanos y las empresas tienen derecho a que el tráfico de datos recibido o generado no sea manipulado, tergiversado, impedido, desviado, priorizado o retrasado en función del tipo de contenido, del protocolo o aplicación utilizado, del origen o destino de la comunicación ni de cualquier otra consideración ajena a la de su propia voluntad. Ese tráfico se tratará como una comunicación privada y exclusivamente bajo mandato judicial podrá ser espiado, trazado, archivado o analizado en su contenido, como correspondencia privada que es en realidad.

Europa, y España en particular, se encuentran en medio de una crisis económica tan importante que obligará al cambio radical de su modelo productivo, y a un mejor aprovechamiento de la creatividad de sus ciudadanos. La Red Neutral es crucial a la hora de preservar un ecosistema que favorezca la competencia e innovación para la creación de los innumerables productos y servicios que quedan por inventar y descubrir. La capacidad de trabajar en red, de manera colaborativa, y en mercados conectados, afectará a todos los sectores y todas las empresas de nuestro país, lo que convierte a Internet en un factor clave actual y futuro en nuestro desarrollo económico y social, determinando en gran medida el nivel de competitividad del país. De ahí nuestra profunda preocupación por la preservación de la Red Neutral. Por eso instamos con urgencia al Gobierno español a ser proactivo en el contexto europeo y a legislar de manera clara e inequívoca en ese sentido.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Conduciendo a través del indómito bosque

Por la noche, las carreteras se llenan de sombras. Manos firmes al volante y mirada al frente. Concentrado en ignorar al indómito bosque a ambos lados de la carretera. El coche a 80 kilómetros por hora cuesta abajo y a punto de atacar la última curva. Quizá esta noche fallen los frenos del vehículo y termine con mi nariz incrustada en lo que antes era un cerebro adulto sano si el airbag falla. Y, justo en ese instante, este pensamiento me distrae y surgen ideas perturbadoras acerca de los misteriosos seres que acechan la senda de asfalto.

La Luna Llena ilumina la carretera y me pregunto qué tal vería el firme si apagara las luces. Quizá al hacerlo, no viera que algo parecido a un gran mastín negro se ha adentrado en la calzada y me lo llevo por delante. Yo pararía el coche en el arcén, ansioso, y correría para socorrer a la maltrecha criatura. Y, antes de que pudiera darme cuenta de lo que tenía delante de mis ojos, esa mala bestia me devoraría a placer. Malditos hombres-lobo. Nadie haría preguntas pues en el indómito bosque habitan seres de muy diversos apetitos y estas cosas suceden más a menudo de lo que queremos reconocer.

Recorro unos metros más y la curva está más cerca ahora. Mientras empiezo a reducir la velocidad, veo una sombra moverse. Sé que es un árbol meciéndose bajo la luz de luna; pero, ¿y si en lugar de eso fuese una chica haciendo autostop? Sin pensármelo dos veces, me pararía en la curva para sacarla de tan peligroso lugar. Ya a salvo, la chica me contaría algo avergonzada que su novio la acaba de dejar tirada en el bosque a merced de sus malvadas criaturas. A la luz del cuadro de mandos, observaría su delgada aunque generosa figura, su espléndida melena rubia, sus ojos azules y su pálida tez blanca. Hablaríamos. Sonreiría. Sonreiríamos, reiríamos y justo antes de llegar a las lindes del pueblo más cercano, pararíamos para dejar que nuestros cuerpos hablasen. El mío, sin duda, hablaría con prisa y torpeza de caricias, besos, calor humano y, quién sabe, también de esperanza y felicidad. El de ella callaría al mío con un beso en los labios, para luego descender adonde la carótida late. Como toda buena vampiresa sabe, la sangre más dulce y nutritiva palpita en el corazón de los amantes.

Morir en los brazos de una bella vampiresa me parece una buena forma de abandonar este mundo. Ahora que tengo la curva más cerca aún, me pregunto qué pasaría si en lugar de una dulce chupasangre, la chica haciendo autostop fuera La de la curva. ¿Me atrevería a pasar de largo e ignorar sus advertencias? O, ¿la dejaría subir a mi coche para que me contara su triste historia y que, así, ella me salvara la vida? Jamás lo sabría puesto que he llegado y sobrepasado la curva y no hay tiempo para imaginar nada más.

La carretera continúa hasta el pueblo. Dejo atrás a las salvajes criaturas y al fantástico lugar que habitan. Esta noche he sobrevivido al viaje a través del indómito bosque. Puede que la próxima vez no tenga tanta suerte, pues la realidad suele ser más cruel que mi imaginación.