domingo, 28 de diciembre de 2014

Ciego

Ignoro los cantos de sirena. Sólo importa el destino. Por si se desvaneciera bajo mis pies, no pierdo de vista la senda. Hasta que el camino desaparece y yo con él.

No hay comentarios: