lunes, 7 de septiembre de 2015

Conveniencia*

Hoy en la oficina, Miren le ha pedido la mano en matrimonio a Néstor. Esos dos, que siempre se saludan tan tímidamente y sólo hablan del tiempo. ¡¿Quién lo habría dicho?! ¿Desde cuándo la meteorología enamora? Es lo único que tiene en común esta pareja de pragmáticos administrativos. Ella siempre ha querido casarse con un buen meteorólogo. Y él, toda su vida ha deseado encontrar a alguien que comparta con él su amor por los paraguas, los días de lluvia y el canto. ¡Increíble! ¡Otra boda más!

*Historia publicada originalmente el 9 de marzo de 2015 en Palabra Obligada.

No hay comentarios: